Cómo embalar libros de forma correcta para protegerlos embalar libros

Realizar una mudanza requiere un procedimiento concreto que en ocasiones no se cumple por el deseo de terminar cuanto antes. Las cajas se llenan de objetos, en algunos casos con demasiado peso, lo que puede dificultar posteriormente su transporte o incluso puede resultar en la rotura del material. Esto puede tener un resultado nefasto si el contenido de la caja son libros, puesto que los libros son muy delicados y necesitan ser tratados de un modo especial. Entonces, ¿cómo embalar libros de forma correcta para protegerlos?

Consejos para embalar libros correctamente

Para conservar los libros y evitar que sufran afecciones como moho, humedad, o deterioro, es muy importante empaquetarlos correctamente. Esta forma de empaquetar los libros sirve para una mudanza, pero también es útil si se necesita más espacio en la vivienda y se procede a almacenar algunos volúmenes. Antes de nada, ten en cuenta que tus cajas deben ser de cartón de calidad, porque sino todo el proceso resultará en vano. 

Limpiar los libros

La acumulación de polvo es habitual en todos los objetos, pero en los libros puede resultar muy molesta además de dañina para las páginas. Por eso, antes de guardar los libros en una caja, es recomendable limpiarlos con un paño seco o con un papel suave.

Embalar cada libro por separado

La mejor forma de proteger los libros es realizar un embalaje por separado de cada uno de ellos, utilizando para ello papel o cartón, aunque también puedes utilizar plástico de burbujas para aumentar la seguridad.

Cajas pequeñas o medianas

Una vez que cada libro está correctamente protegido, llega el momento de almacenarlo con los demás en una caja. Se recomienda utilizar cajas de un tamaño pequeño o mediano, porque las cajas demasiado grandes serán muy pesadas y tendrán más problemas a la hora de transportarse. Puedes colocar los libros tumbados o en pie, pero todos en la misma posición para aprovechar al máximo el espacio de la caja.

Cerrar las cajas herméticamente

El siguiente paso es proporcionar una buena hermeticidad a las cajas, para evitar que entre el aire o la suciedad. Para ello, debes cerrar todas las aperturas con cinta adhesiva de calidad, y repasar que no exista en la caza ninguna rozadura o rotura en la misma. Ten en cuenta además que las cajas de cartón deberían ser de calidad para garantizar la seguridad de los libros. Procura también nunca exponer la caja a la humedad, porque podría tener consecuencias fatales para tus pertenencias.

Tomar nota del contenido de cada caja

Como consejo final, es recomendable que tomes nota del contenido de cada caja en un listado o en la propia caja, para que resulte más fácil encontrar lo que contiene o dar con un libro sin tener que sacar todo lo del interior.

Ya sabes cómo embalar libros de forma correcta para protegerlos. No olvides seguir todos los pasos para que tus libros se encuentren siempre en el mejor estado posible. ¿Conoces algún otro método para embalar libros? Cuéntanoslo en los comentarios.

Visto 2756 veces Modificado por última vez en Viernes, 09 Febrero 2018 12:46
Rate it
(3 votos)