Cómo hacer un diseño de packaging creativo y funcional packaging creativo y funcional

Siempre se ha dicho que la primera impresión es la que cuenta. Esta afirmación, un poco extrema, tiene su sentido cuando se trata de adquirir productos que no requieren un estudio intenso de sus propiedades. Aquí es donde entra en juego el packaging, la carta de presentación de cualquier producto, que además tiene la clave para que un consumidor apueste o no por él. El problema es que, muchas veces, los diseñadores olvidan la parte funcional del packaging, creando diseños demasiado originales que pueden llegar a confundir a los consumidores. Entonces, ¿cómo hacer un diseño de packaging creativo y funcional?

Pasos para crear un diseño de packaging creativo y funcional

Si quieres saber cómo hacer un packaging perfecto, toma nota de las bases que debe tener cualquier embalaje profesional. Debe sostenerse sobre tres pilares fundamentales, como son un diseño creativo, una información correcta del producto, y la mejor funcionalidad para contener el producto que guarda.

Diseño

El diseño de packaging es lo que primero llama la atención de un potencial consumidor, por eso es tan importante. Siempre habría que acudir a personal profesional y cualificado que cree un diseño único y original, diferente al resto de productos de la competencia directa. Los colores, la tipografía y las imágenes son los elementos sobre los que tomar decisiones que afectarán necesariamente a la intención de compra de los clientes.

Información

Además de un diseño atractivo, el packaging debe ofrecer la información necesaria acerca del producto. Dependiendo del tipo de producto que contenga, esa información deberá ser más o menos detallada, pero siempre suficiente para que los clientes no se queden con ninguna duda acerca de las características de dicho producto.

Funcionalidad

Finalmente, el packaging debe cumplir la que es su función más importante: guardar y proteger el producto de una forma adecuada. Por eso, más allá del diseño hay que tener en cuenta el material y la forma que tendrá el embalaje final. Ciertamente, la creatividad no tiene por qué estar reñida con la funcionalidad, pero en caso de tener que escoger, es mejor apostar por un embalaje de calidad que contenga correctamente el producto, y sacrificar parte de la originalidad, sobre todo en la parte referida a la forma y no tanto al diseño gráfico.

Ahora que ya sabes cómo hacer un diseño de packaging creativo y funcional, cuentas con las herramientas necesarias para que el embalaje de tu producto marque las diferencias. No olvides que, para conseguir garantías de calidad y satisfacción, debes acudir a un servicio profesional que te ofrezca las mejores soluciones para tus necesidades.

Visto 1071 veces Modificado por última vez en Viernes, 26 Abril 2019 09:46
Rate it
(0 votos)