El packaging es un elemento de vital importancia a la hora de presentar cualquier producto, sin importar que su finalidad sea entregar un regalo o vender un objeto. Porque el interior es lo que cuenta, pero, sin una buena presentación, cualquier cosa parece tener mucho menos valor del que realmente tiene. Dentro de todas las posibilidades de cajas y estuches para packaging, quizá las más interesantes son las cajas de cartón automontables. Este tipo de cajas tienen unas propiedades concretas, que las hacen perfectas para contener y guardar productos de todo tipo.

Qué propiedades tienen las cajas automontables de cartón

Las cajas de cartón con auto montaje tienen algunas propiedades que no se pueden comparar con el resto de paquetería realizada con cartón o papel.

Fácil sistema de montaje

Las cajas se entregan planas y troqueladas, con un sistema que permite su montaje de forma fácil y rápida. Apenas unos segundos bastan para darle su forma final, que puede ser cuadrada, rectangular o en muchas otras formas.

Una sola pieza

La mayoría de los embalajes automontables se realizan en una sola pieza, de modo que no es necesario ningún elemento extra, como la cinta adhesiva, para completar su forma y para que quede bien cerrada.

Varios cierres

En caso de cajas de una pieza, la tapa se incorpora con una pestaña de cerrado. También se ofrecen cajas automontables en dos piezas, con una tapa individual que también se monta y que encaja perfectamente con la base. Este modelo tampoco necesita adhesivos especiales para su cerrado.

Ocupan poco espacio

Antes de su montaje, este tipo de estuches tienen una forma plana, de modo que resultan muy fáciles de almacenar apiladas en cualquier espacio. Son perfectas para comercios o tiendas, que podrán entregar sus productos de una forma más profesional y adecuada.

Muy económicas

Además de ser más funcionales que otros embalajes, como las bolsas de plástico, suponen una reducción de los costes gracias a su facilidad de fabricación. Además, son ecológicas y respetuosas con el medio ambiente, ofreciendo más ventajas que otros materiales.

Rigidez

A pesar de lo que pueda parecer, las cajas de cartón automontables son rígidas y resistentes en su forma final. Una vez ensambladas, aguantan sin volver a su anterior estado, protegiendo así cualquier mercancía que se coloque en su interior.

Personalización

Como el resto de embalajes realizados con cartón, estas cajas permiten la máxima personalización en su diseño. Es posible agregar cualquier colorido, logos, textos o incluso imágenes y fotografías, consiguiendo así un tipo de caja ideal para empresas y productos de cualquier sector. Por otro lado, existen modelos estándar en cuanto a formas y tamaños, pero también es posible realizar un modelo a medida para circunstancias especiales.

Como ves, las cajas de cartoncillo troqueladas pueden ser la solución perfecta para crear un packaging llamativo y funcional. Si necesitas crear tus cajas a medida, contacta con nosotros ahora para que podamos asesorarte y ofrecerte el producto que más se adapte a tus necesidades.

Visto 891 veces Modificado por última vez en Viernes, 26 Abril 2019 09:49
Rate it
(0 votos)