En este post, vamos a analizar cuáles son las alternativas al plástico que más destacan para hacer un uso responsable con los materiales de los que disponemo

El plástico es un material que está siendo rechazado cada vez más en numerosos sectores debido al peligro medioambiental que supone, ya que es uno de los componentes más nocivos para el planeta por el largo tiempo que requiere para su descomposición.

Son muchas las imágenes que existen en las que se muestran grandes masas de plástico que desbordan océanos y mares.

La escasa concienciación de la sociedad con este problema dio paso, a través de numerosas campañas y a un mayor compromiso de la población con el cuidado del entorno natural, a una tendencia que huye del plástico con numerosas medidas que ha cambiado la rutina de millones de personas.

Alternativas al plástico que contribuyen a un mundo mejor

Por ello, ante el futuro que se vaticina del packaging plástico, vamos a detallar cuáles son las alternativas al plástico válidas para transportar productos y hacerlos llegar a sus destinatarios.

Bolsas de papel

Una de las grandes apuestas en este sentido es la de las bolsas de papel, idóneas para cumplir la misma función que este componente tan extendido a lo largo de las últimas décadas.

Las bolsas de papel, con numerosas propiedades importantes, se han convertido, además, en una estrategia más de marketing, de visibilidad de la marca, ya que son reutilizables y los usuarios la emplean para más fines que para una compra normal, llevando así la firma por donde va`y pudiendo propagarse a más potenciales clientes.

Las bolsas de tela son otro método de packaging válido para desechar el plástico cuando se persigue este fin.

La madera para cubiertos

Los típicos cubiertos de plástico que se suelen comprar para los cumpleaños pueden ser historia con algunas soluciones de madera que pueden cumplir la misma función sin comprometer tanto el cuidado del planeta.

Asimismo, también puedes encontrarte con pajitas de bambú que hagan olvidar a aquellas de plástico de las que pretendemos prescindir.

Botellas reutilizables 

En algunos países, la solución pasa por recurrir a botellas reutilizables para así reducir el número de productos elaborados con plástico, cuyo incorrecto desecho puede suponer graves perjuicios para el mantenimiento del medioambiente.

Una de las soluciones es establecer un depósito, mediante el cual se imponga una cantidad extra a pagar que solo será devuelta en el caso de que la botella retorne. Se han demostrado unas tasas de reciclaje de hasta el 90% siguiendo este modelo.

Otra de las ventajas de estas medidas está relacionada con los tapones, cuya fabricación a gran escala se minimizará.

Tapas reutilizables

Las tapas de vasos para llevar de café o bebidas también suponen una gran aportación en cuanto a materiales de plástico. Por ello, muchas empresas piden a sus clientes el uso de tazas o vasos con tapas propios, de forma que la producción de plástico sea ya residual.

En LFG Cartonaje, estamos comprometidos con el respeto del medioambiente, por lo que apostamos por materiales 100% sostenibles, de forma que nuestros clientes accedan a soluciones de packaging que no comprometan el futuro del planeta y, por ende, de nuestras futuras generaciones.

Visto 101 veces Modificado por última vez en Jueves, 19 Marzo 2020 10:22
Rate it
(0 votos)