El packaging para perfumes es una de las claves de éxito del sector, puesto que los envases de estos productos son el principal reclamo para los consumidores.

¿Cuál es el impacto del packaging para perfumes?

El packaging para perfumes es uno de los fundamentos de marketing más importantes de este sector, al igual que ocurre con el packaging de cosmética en general, puesto que muchos potenciales clientes se ven atraídos, en primera instancia, por el envase, antes siquiera de comprobar sus niveles aromáticos; así, es muy frecuente que los visitantes de las tiendas se detengan en un producto que les llame la atención a la vista, que sea atractivo y sugerente, mientras que el sentido del olfato pasa a un segundo plano. 

En este sentido, lo icónico del envase ha llegado hasta tal punto de que gran parte de los consumidores reconocen un perfume concreto por el diseño exterior que por la identificación, por ejemplo, de sus notas olfativas. Curioso, ¿verdad?

Por ello, los envases que contienen este producto han ido innovando con el paso del tiempo para proporcionar un nivel a la altura de las expectativas de los consumidores.

Las principales firmas perfumistas se han empeñado en trasladar la calidad de sus fragancias al formato que lo contiene, siguiendo así la premisa de que el frasco o la caja exterior del perfume supone también un mensaje a sus consumidores y al público en general.

El packaging para perfumes como icono de su calidad

Observando el envase del perfume, por tanto, se pueden apreciar distintas características que van más allá de las cualidades de la fragancia, como la clase a la que pertenece, el público al que se dirige y los valores que se pueden asociar a la marca.

El perfume y su envase, además, apela a la psicología humana, ya que es la única forma de que un cliente, sin más información previa, pueda escoger entre una u otra alternativa en los estantes de las tiendas en las que se venden; de hecho, las marcas son conscientes de este fenómeno psicológico que aporta el diseño del packaging para perfumes y, por ello, se basan en muchas ocasiones en reclamos de valores o conceptos abstractos positivos, como el estatus, la masculinidad o feminidad, el erotismo, la juventud, etc.

Packaging más allá de la caja

Aunque se suele relacionar el packaging con las cajas exteriores, en el caso de la perfumería se da un hecho insólito, y es que los diseños sugerentes de las firmas también se enfocan en innovar en los frascos (generalmente de vidrio) como forma de diferenciación respecto a la competencia.

Estas son algunas de las pautas más conocidas sobre el packaging para perfumes que están marcando tendencia en el sector. 

En LFG Cartonaje, como empresa líder de soluciones de packaging para empresas y particulares, estamos comprometidos con una oferta variada y personalizable de estos productos, ya que trabajamos con marcas de distintos sectores adaptando nuestras creaciones a las necesidades de quienes requieren los formatos más innovadores de packaging y envases de todo tipo de productos.


Visto 68 veces
Rate it
(0 votos)