Los envases biodegradables están creciendo en el sector del packaging a un ritmo vertiginoso, gracias a la búsqueda de nuevos materiales que no sean un impedimento en el cuidado del entorno natural.

Gracias al veto a los envases de plástico que se está viviendo en la actualidad por su impacto en el medioambiente, los envases biodegradables se han asentado en este mercado.

El conocido como eco packaging ha sido el impulsor de este tipo de soluciones que velan por el cuidado del planeta sin restar un ápice a la calidad de estos productos, pero ¿son mejores que las soluciones que existían antes?

Ventajas y desventajas de los envases biodegradables

Los materiales biodegradables cuentan con muchos aspectos realmente positivos, entre los que destacan los siguientes:

  • Como los productos biodegradables están compuestos por materiales naturales, los microorganismos pueden consumirlos, siendo un aspecto fundamental en el ciclo vital.
  • No generan residuos al descomponerse.
  • No liberan elementos químicos ni gases a la atmósfera, por lo que consiguen una reducción de la huella de carbono.
  • Desaparecen rápidamente o se reciclan.
  • Suponen un ahorro considerable de CO2

En oposición a estos aspectos, se encuentra una serie de puntos que pueden considerarse como desventajas del uso de envases biodegradables:

  • Aún son pocos los productos biodegradables procedentes de residuos agrícolas. Por ello, un aumento de su fabricación supondría una peor disponibilidad de alimentos e incrementaría su precio.
  • En muchas ocasiones, los envases biodegradables no acaban en lugares adecuados para su descomposición, estando presentes en basureros que no cuentan con condiciones óptimas para esta tarea.
  • En Europa no existe todavía un sistema de recogida y separación de materiales completamente sofisticado, por lo que el objetivo de su reciclaje puede verse a veces comprometido.

No obstante, España es uno de los países más concienciados con el cuidado del medioambiente, de ahí que las empresas proveedoras de productos ofrezcan soluciones alternativas a los métodos convencionales de embalaje.

Las principales marcas están renovando sus sistemas de packaging para así adoptar modelos más comprometidos con el planeta, eliminando aquellos materiales que puedan suponer un riesgo desde el punto de vista ecológico.

A pesar de sus desventajas, la apuesta por los materiales biodegradables sigue estando en la filosofía de las mejores empresas de packaging, con una amplia variedad de productos de todo tipo que cumplen con todos los parámetros de cuidado del medioambiente sin restar calidad.

Visto 539 veces
Rate it
(0 votos)