Las cajas de embalaje son un símbolo de la nueva tendencia del comercio por parte de los usuarios, quienes están mostrando una mayor preferencia en los últimos tiempos por las compras online, a través de conocidas plataformas de e-commerce o comercio electrónico.

El papel de las cajas de embalaje en el e-commerce

El e-commerce debe controlar todos los procesos de la experiencia del usuario para optimizar la satisfacción del mismo en busca de rentabilizar su negocio.

El comercio electrónico, por su naturaleza, necesita un importante suministro de embalaje para transportar los productos adquiridos en estas páginas, por lo que su papel es fundamental dentro de este sector.

El embalaje del e-commerce se considera como embalaje terciario por la naturaleza de este negocio, a diferencia del primario, que es el envase, y el secundario, que es el del packaging.

Características de las cajas de embalaje en el comercio electrónico

Algunas de las características esenciales del embalaje son las siguientes:

  • Seguridad: en términos de precintado del producto, garantiza que llegue tal y como salió del punto de origen al destino.
  • Protección: se trata del envoltorio exterior que protege el artículo deseado por los clientes.
  • Branding: al fin y al cabo, las cajas de embalaje serán las que transmitan los valores de la firma emisora del producto, ya que será lo primero que vean cuando llegue y la experiencia de la entrega se asociará a la marca.
  • Experiencia de marca: a la apertura de la caja, el cliente comienza a tener cumplidas sus expectativas.

Con el paso del tiempo, las cajas de embalajes han adquirido unos niveles de sofisticación realmente elevados y la adaptación de los materiales de embalaje al producto cada vez está más asegurada debido a la gran variedad de artículos que se pueden encontrar en una web de comercio electrónico.

El embalaje de un producto de e-commerce

Aparte de cajas de embalaje, han surgido numerosas propuestas en los últimos años para garantizar el objetivo primordial del embalaje de un producto, que no es otro que trasladar un determinado artículo del lugar de origen al punto en el que se encuentra el usuario final.

Lo importante es adecuar el continente al contenido, por lo que siempre estarán presentes las características del producto a la hora de determinar el tipo de embalaje de un producto: estuches para botellas de vino o cerveza, separadores en caso de necesitarlo para diferentes productos, cajas isotérmicas para aquellos alimentos que lo requieran o las llamadas cajas-armario donde se cuelgan las perchas de las prendas son algunas de las medidas más innovadoras en el sector del packaging.

Visto 735 veces Modificado por última vez en Viernes, 26 Abril 2019 08:05
Rate it
(0 votos)