El certificado FSC es una de las señales de que una empresa cuenta con una filosofía respetuosa con su entorno en todos y cada uno de sus procesos.

El packaging plástico está comenzando a estar en el ojo del huracán debido a las múltiples reivindicaciones en materia medioambiental que se están produciendo. Por ello, es conveniente analizar cuál es el futuro de este material en el terreno de los envases.